Covid 19

El 2020 se ha ido, ha desaparecido el almanaque de nuestros escritorios, aunque no así de nuestras memorias.

Hemos sido testigos voluntarios de una pandemia que arrastra al mundo conocido, a un nivel de incertidumbre tal, que nos cuesta desprendernos.

Sin embargo, la COVID-19, esa enfermedad infecciosa que nos lleva por derroteros que no conocemos y que nos llena de una congoja y tristeza tal, no debe paralizarnos. O mejor dicho, no debemos permitir que nos paralice!

Muchas preguntas sin respuestas claras nos abruman día a día y apostamos a que una vacuna milagrosa nos salve del mal. Aún así, con vacuna o sin ella, debemos continuar viviendo, alimentándonos, trabajando, enfermando, sanando, viajando, enamorándonos, etc, etc, etc.

¿ Como reaccionar a esta situación?

Muchos han caído en la angustia, el miedo, el desgano o la apatía. Apostando a que el tiempo pase y que todo pase. Otros muchos han aprovechado el tiempo para hacer TODO aquello que se habían propuesto y el tiempo tirano que nunca alcanza para llegar a cumplirlos.

Quizá una de las actividades que muchos hemos encarado en estos últimos meses, haya sido la de reciclarnos, aprender cosas nuevas, leer libros que siempre estuvieron allí esperando a ser abiertos por nosotros. De todas estas actividades, el aprendizaje y la comunicación online, han sido sin duda alguna, las estrellas del año.

On-line …to be or not to be?

Mucho, pero mucho se ha echo online en este año transcurrido, y mucho me temo que es una modalidad que ha venido para quedarse. Y mas allá de lo bueno o lo malo, lo positivo o negativo que tenga esta forma de comunicarnos, ha sentado un precedente tal, que deberemos acostumbrarnos a reuniones online, entregas online, cursos, videoconferencias y todo aquello que internet y el ancho de banda pueda soportar.

algoritmo

Y a pesar de todo…

Hemos podido cerrar el año haciendo lo que nos gusta. Es decir, volando, capturando y analizando datos que sirvan para evaluar la calidad de los cultivos. En esta oportunidad, el mismo día 23/12, ya casi sentándonos a la mesa para brindar, volamos dos parcelas de cítricos para analizar el efecto de aplicación de compost (compost procedente de poda de jardinería del Ayuntamiento de Guardamar del Segura con Lodo de EDAR de Torrevieja. Diferentes tratamientos en suelo sin y con materia orgánica (compost), y disminuyendo la cantidad de agua aportada.

Vuelo citricos
En pleno vuelo
Publico participante
Listos para despegar…
Composteando
Compost aplicado
Ortofoto de la parcela
Ortofoto resultante
Termografía
Ortofoto en versión termográfica
Aplicación mecánica de compost orgánico.

Veremos en los próximos vuelos que nos deparan los análisis de campo y de las nuevas imágenes por tomar. Pero eso, ya es FUTURO!

2021…un año lleno de esperanza!

Eso es lo que todos deseamos y esperamos. Recuperar el tiempo perdido, recuperar la actividad a pleno e intentar volver a ser lo que éramos antes de esta plaga, pero aún mejores. Feliz año para todos y que el 2021 nos recompense a todos por lo que el 2020 nunca llegó a dar.

Seguimos haciendo la #RevoluciónDron