En las postrimerías del 2021 que ya se nos acaba, vale la pena hacer un análisis de lo que ha pasado este año y preguntarnos si el que está a punto de comenzar será un año igual, mejor o peor?

En diciembre del 2020, bogábamos para que la pandemia del Covid 19 no nos paralizara. Hoy, un año después, vemos que la situación ha mejorado pero finalizando el año nos vuelve a castigar una vez más, llenándonos de incógnitas sobre que sucederá y como nos vamos a adaptar a lo que vendrá.

En lo laboral, el 2021 nos ha dejado un bagaje rico en experiencias nuevas. Por primera vez, participamos en un gran proyecto sobre ecología en la Sierra de Cazorla acompañando a la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Sobre el proyecto

Este proyecto transversal, reunió a varios especialistas y profesionales de distintas áreas pero principalmente del departamento de Biologia Aplicada. El estudio sobre los Efectos de los ungulados silvestres y domésticos sobre la estructura de la vegetación utilizando drones e imágenes multiespectrales es un proyecto ambicioso y esperamos seguir colaborando con la Universidad. Estamos muy agradecidos por la confianza depositada en Geodron Solutions como proveedor de imágenes aéreas y también de llevar a cabo el procesamiento y el análisis de las mismas.

Vista de zona vallada de exclusión de herbívoros y protección de vegetación autóctona

El trabajo se realizó en zonas inhóspitas de la sierra a mas de 1750 msnm lo que constituyó un desafío para nosotros y los equipos. El objetivo es conocer los cambios en productividad y biomasa de la vegetación, así como su distribución espacial a pequeña escala, derivados de los efectos de ungulados silvestres y ganado extensivo a través de índices de vegetación y métricas del paisaje. Para analizar la vegetación a escala centimétrica, los indicadores son calculados a partir de imágenes multiespectrales de alta resolución espacial tomadas desde drones. Hemos realizado mas de 25 vuelos independientes obteniendo aproximadamente 2.600 imágenes RGB y unas 3.900 imágenes multiespectrales.

Acompañados por los guardas forestales en zonas protegidas

Si el desglose de imágenes por número de bandas, 3 para las RGB y 5 para las mulitespectrales obtendríamos unas 27.500 imágenes independientes de las zonas de estudio.

Las nubes de puntos generadas a partir de estas imágenes varían según las superficies  voladas. En promedio y para una zona de 20 ha se han obtenidos los siguientes valores:

  • Superficie 20 ha: 150 millones de puntos 3D de información
  • Densidad promedio: 750 puntos por m3 por cada vuelo simple realizado.
  • Vuelos independientes realizados: 26

Seguramente a partir de la primavera del 2022 cuando las nieves del invierno se hayan derretido, volveremos a volar para obtener nuevos datos y poder contrastarlos con los obtenidos en la campaña 2021.

Además, estamos esperanzados con alcanzar acuerdos de colaboración con dos empresas europeas para realizar vuelos en distintas zonas de España con fines de evaluación de diversos cultivos agrícolas. Así que si, que el 2022 sea definitivamente mucho mejor que este 2021, que en pocas horas será ya solo un recuerdo más.

Seguimos haciendo la #RevoluciónDron